jueves, 4 de marzo de 2010

LOS ARCHIVOS GRIEGOS por SEBASTIAN MONDEJAR

El poeta Mondejar, que acaba de enviarme la traducción de cuatro sonetos de Shakespeare que son capítulo aparte, ha montado en su blog www.uncaminoenelaire.blogspot.com dos poemas de mi nuevo libro, "Los Archivos Griegos" con unas ilustraciones francamente bellas.






Os dejo a la derecha una canción de Melina Mercuri para el camino que merece la pena verse.
Se trata de la escena de "Los niños del Pireo"donde canta la canción titulada igual fumando sin parar.
También baila el sirtaki, cigarrillo en ristre. No os lo perdais, aunque tarde un poco en cargarse el video.

8 comentarios:

  1. Visité a Sebastián. Mereció la pena, te lo aseguro. Gracias por ese enlace y por tus poemas.
    Todo lo que tenga que ver con Grecia, me desarma, me hipnotiza, me vence y me captura. Ya observé, cuando descubrí tu anterior blog, tu amor grandísimo por esa tierra. Te conocía y te admiraba por tus poemas. Ahora, me siento hermanada contigo en ese amor a la Hélade.
    Un abrazo, querida Blanca.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. "Que sea alado mi poema
    y no volátil"
    Oda a los perros de Atenas es uno de mis poemas favoritos.

    ResponderEliminar
  4. Blanca, te he escrito a una dirección de correo que no sé si está desactivada...

    dvaya

    ResponderEliminar
  5. También yo he visitado a Sebastián y me ha encantado cómo presenta esos poemas. Bueno, ya lo he dicho alli.
    Y también "Oda a los perros de Atenas" es uno de mis poemas favoritos, pero creo que ya te lo había comentado... ¡Ah! Volveré para hablarte de todo el libro. Quiero leerlo lentamente.
    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Acabo de leer la entrevista que te han hecho en El Cultural, hablabas del amor a los animales en Grecia, y recordé, por un lado, los perros que comandaban las manifestaciones en Atenas, cada jueves (porque parecía que el jueves era el día de las manifestaciones), al perro Kanelos que aullaba a los dioses por las noches, en Platía Atikís; y por otro, un matrimonio británico que vivía (y supongo que lo sigue haciendo) en la isla de Milos, que se dedicaba a cuidar de los gatos y perros callejeros de la isla.

    ResponderEliminar
  7. LOS NIÑOS DEL PIREO ( Teodorakis)
    Απ’το παράθυρο μου στέλνω
    ένα, δυο και τρία και τέσσερα φιλιά
    και φτάνουν στο λιμάνι
    ένα και δυο και τρία και τέσσερα πουλιά.

    Πως ήθελα να είχα
    ένα και δυο και τρία και τέσσερα παιδιά
    που σαν θα μεγαλόσουν όλα
    να γίνουν λεβέντες για χάρι του Πειραιά.

    Όσο κι αν ψάξω δε βρίσκω άλλο λιμάνι
    τρέλη να μ’έχει κάνει όσο τον Πειραιά,
    που όταν βραδιάζει τραγούδια μ’αραδιάζει
    και τις πενιές του αλλάζει, γεμίζει από παιδιά.

    Από την πόρτα μου σαν βγω
    δεν υπάρχει κανείς που να μην τον αγαπώ
    και σαν το βράδι κοιμηθώ
    ξέρω πως, ξέρω πως, πως θα τον ονειρευτώ.

    Πετράδια βάζω στο λαιμό
    και μια χα ... και μια χα ... και μια χάντρα φυλαχτό
    γιατί το βράδι καρτερώ στο λιμάνι
    σαν βγω κάπιον άγνωστο να βρω.

    Όσο κι αν ψάξω... (κλπ)

    LOS NIÑOS DEL PIREO

    Desde mi ventana mando
    uno, dos, tres y cuatro besos
    y llegan al puerto
    uno, dos, tres y cuatro pájaros.
    Cómo quisiera tener
    uno, dos, tres y cuatro chicos
    para que cuando crezcan todos
    se conviertan en buenos mozos
    que le gusten al Pireo.

    Por más que busque no encuentro otro puerto
    que me haya enloquecido tanto como el Pireo,
    que cuando atardece me arrulla canciones
    y cambia sus miserias y se llena de chicos.

    Por mi puerta, cuando salgo,
    no hay nadie a quien no ame,
    y cuando duermo a la noche,
    sé cómo lo voy a soñar.
    Me pongo joyas en el cuello
    y un grueso talismán,
    porque esta noche espero encontrar en el puerto,
    cuando salgo, a algún desconocido.

    Por más que busque...

    ResponderEliminar
  8. Mario: Yo también vi algunas cosas en Atenas, y luego en Paros, que me han llevado a pensar que los griegos son amantes de los animales y compasivos.

    Me extrañaría que tiraran una cabra de un campanario.

    Me encanta lo del perro manifestante. Confirma mis teorías poéticas sobre los perros de Atenas

    Qué curioso que también en Grecia haya perros que se llamen "Canelo".

    ResponderEliminar