lunes, 5 de abril de 2010

Dioses Paganos y Héroes Bíblicos

El comentario de Mario sobre los kouros y la escena contada abajo me ha traído a la mente una frase de Miguel Hernández en la carta ingenua que escribió a Juan Ramón antes de conocerlo, carta que quedó sin respuesta

" (..)¿Sabe usted dónde he leído tantas veces su libro?  Donde son mejores ( los libros): en la soledad, a plena naturaleza, y en la silenciosa, misteriosa, llorosa hora del crepúsculo, yendo por antiguos senderos empolvados y desiertos entre sollozos de esquilas.
No le extrañe lo que le digo, admirado maestro; es que soy pastor. No mucho poético, como lo que usted canta, pero sí un poquito poeta. Soy pastor de cabras desde mi niñez. Y estoy contento con serlo, porque habiendo nacido en casa pobre, pudo mi padre darme un  oficio y me dio este que fue de dioses paganos y héroes bíblicos. "

Y a su vez, este texto me ha recordado el famoso soneto, que tanto le gustaba a Benet:




Por una senda van los hortelanos,
que es la sagrada hora del regreso,
con la sangre injuriada por el peso
de inviernos, primaveras y veranos.

Vienen de los esfuerzos sobrehumanos
y van a la canción, y van al beso,
y van dejando por el aire impreso
un olor de herramientas y de manos.

Por otra senda yo, por otra senda
que no conduce al beso aunque es la hora,
sino que merodea sin destino.

Bajo su frente trágica y tremenda,
un toro solo en la ribera llora
olvidando que es toro y masculino.

10 comentarios:

  1. Miguel Hernández es uno de los poetas más conmovedores, no sólo por sus versos, sino por esa vida suya tan distinta, tan dura y tierna a la vez. Mi admiración por él no cesa (como su rayo)y esta imagen de pastor antiguo, clásico y bíblico, resulta doblemente fascinante. Hay algo en su alma que se escapa... Un abrazo muy fuerte, blanca.

    ResponderEliminar
  2. Magnífica asociación de ideas. No conocía la sincera carta ni el bellísimo soneto.

    Gracias

    ResponderEliminar
  3. "Tu corazón oscuro, suave, de terciopelo
    cae gota a gota como cae el agua..." Plenilunio en Paros, con MH. Precioso, Blanca Andreu.

    ResponderEliminar
  4. El añadido: "con MH" es mío, calro está.

    ResponderEliminar
  5. Siempre se aprende con estas entradas, son de agradecer.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Porque Miguel iba por otra senda, como tantos queridos poetas esclavos del oficio de vivir en disonancia.
    Él pensaba que merodeaba sin destino y la crueldad le segó los años necesarios para contrastar que su destino era grande, inmenso, un destino saboreado sin cansancio por las almas sensibles y heridas por la belleza, enamoradas de su verbo. Sin duda, un destino más bello que el triste y acre de los verdugos que hasta hoy día se empeñan en empañarlo.

    Un fuerte abrazo, querida Blanca.
    (Cómo gozo con tu homenaje sostenido a nuestro querido Miguel, cómo te aplaudo y cómo me uno a él y a ti. Por él, por ti.)

    ResponderEliminar
  7. Programa del 2 de abril.

    http://www.rtve.es/podcast/radio-clasica/te-para-tres/STEPAR3.xml

    ResponderEliminar
  8. blanca, reciba usted este saludo como se recibe una carta ingenua.

    ResponderEliminar
  9. Ave, Isabel, celebro que tú, tan romana, aprecies a Miguel. Tu eres quien mejor sabe que también Romúlo y Remo eran pastores en Alba Longa. En cuanto a la Biblia, Yahvé a todos sus profetas los hace pastores. Y también fue pastor el primer poeta, el rey David. Y la primera víctima: Abel.

    Mario: Gracias por tu comentario. El soneto es muy conocido entre los hernandianos. La carta ha sido calficada por el conspicuo Eutimio Martín como "servil". Porque no cree en la inocencia y la humildad que Miguel Hernández pudo sentir al escribirla.

    Gracias mil, Elvira: He recibido tu correo. Te escribo pronto.

    Gracias a ti por leerlas, José Antonio.

    Tienes toda la razón, Isabel. Como diría el propio Miguel : "Temprano levantó la muerte el vuelo".

    Claudio: gracias por la información.

    Cartero: también usted tiene un oficio poético, y no lo digo sólo por "Le facteur" de Moustaki o el cartero de Neruda, , sino por Hermes, que aparece en los versos de Homero y que además de mensajero de los dioses era-hernandianamente- dios de los pastores.

    ResponderEliminar
  10. Toda una lección de literatura. Magnífico postro.

    Un beso

    ResponderEliminar