viernes, 16 de abril de 2010

SHAKESPEARE POR SEBASTIAN MONDEJAR

Sebastián me ha permitido otro adelanto de su magnífica traducción en endecasílabos de los Sonetos de Shakespeare. Gracias, Sebastián. Es un  honor para mí.





XXIII



Igual que un mal actor sobre la escena

que por miedo se olvida de su parte,
o un iracundo que al volcar su rabia
cansa su corazón con sus excesos,

por mi desconfianza he olvidado

el culto del amor, su rito exacto,
y mis fuerzas de amor se debilitan,
pues mi amor es mi carga más pesada.

Deja que la elocuencia de mis ojos,

heraldos mudos de mi pecho hablante,
suplique amor y espere recompensa
aún mayor que la lengua más precisa.

Aprende a leer lo que el amor ha escrito,

que oír con ojos a su ingenio incumbe.


6 comentarios:

  1. Es una traducción magistral. Muy fiel, según cotejo, y además sumamente hermosa en castellano. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta. Parece un poema del Siglo de Oro escrito en España sin rima.
    Gracias, Sebastián, por el trabajo que te tomas vertiendo esos sonetos al castellano. El del otro blog y éste son una verdadera maravilla.

    Y gracias, Blanca, por hacer que los conozcamos.

    Cristina

    ResponderEliminar
  3. Querida Blanca, el honor es para mí. Gracias por tu amistad, tu confianza, tu apoyo y tu ánimo constante.

    Sabes que mis versiones están en proceso continuo de revisión y conoces mejor que nadie las dudas que me rondan a diario, pero comentarios como los que aquí tienen lugar me resarcen de todas ellas y me colman de alegría.

    Traducir a Shakespeare constituye una de las aventuras literarias más intensas e importantes de mi vida, y mi mayor pretensión es realizar una versión fiel tanto a la música como al espíritu de los Sonetos del modo más literalmente posible, pero que se lea bien en castellano. Por eso me satisfacen tanto estos comentarios.

    Con el corazón en la mano (y con la mano en el corazón), gracias, gracias...

    ResponderEliminar
  4. Sebastián, tu lenguaje fluye tersamente sobre el verso. Gracias Blanca por incluirlo aquí.

    Si quieres, Blanca, te envío por aquí mi traducción de "Come live with me and be my love" de Christopher Marlowe.

    ResponderEliminar
  5. Leo esta reseña, quizá sumamente injusta, aunque aún no he leído el libro. El poema dedicado a JB que pude ver en El cultural, me pareció excelente.

    Saludos

    AC

    ResponderEliminar