lunes, 7 de junio de 2010

POETAS ON THE ROAD

Hace unas semanas, me invitaron a recitar en Marruecos con otras tres poetas:  Verónica Aranda, Raquel Lanseros y Julieta Valero.
A Raquel, a Julieta y a mí nos bajaron en Madrid del avión de Tanger por culpa del volcán, y con ese hecho pude saber muy pronto que ambas me iban a gustar. Nadie protestó. Nadie se quejó. Julieta organizó enseguida otra opción, Raquel se encargó de la tesorería y yo del cuidado de billetes y papeloides.


Así que nos fuimos en tren a Algeciras y cruzamos el estrecho en ferry para encontrarnos con Verónica en Tánger.  Y luego, de Instituto Cervantes en Instituto Cervantes,   recitamos en Tetuán, en Rabat y en Fez, en un viaje inolvidable, lleno de risas y confidencias, hermanadas de un milagroso modo, admirándonos y queriéndonos unas a otras como si nos conociéramos de siglos, amparadas por una "baraka" que hizo que todas y cada una de las cosas salieran bien.


Si leeis estas líneas, mis queridas, sabed que en el avión de vuelta lo que os dije fue una gran verdad:
-No sabía que existíais, pero sé que os echaba de menos.


Profundas, inteligentes, ingeniosas, bellas, buenas, mis amigas, mis hermanas poetas escriben de modos muy diferentes. Aquí, de menor a mayor( por edad) quiero anotar una muestra de cada una de ellas:


OFRENDA ( Verónica Aranda )


Por todo aquello que nos fue negado:
el néctar que bebían los amantes
de miniaturas persas
y el fondo azul añil,
el cítrico esplendor
que precedía al rechazo,
recreo las ajorcas, su sonido
en los tobillos de la bailarina,
el sosiego rural
de los bueyes de agua
y la perplejidad de los viajeros
cegados por la luz magenta y cobre.


( De "Cortes de Luz", Accesit del Premio Adonais 2009. Mayo del 2010)




EL DIA QUE MILU INVENTO A TINTIN ( Raquel Lanseros)
                                                      "Mon semblabel, mon frère"


He sido un árbol que crece hacia el origen.
        El viejo roble erguido sobre su propia sangre.
                    porque es sólo de ida el recorrido,
                    la soledad me viene siguiendo desde lejos.
Entonces tú la arrancas con los dientes.
Tu asombro persistente me rescata,
                               tu latido uniforme de certeza.

Miro la playa inmóvil de mi nativa Itaca
los viñedos benéficos salpicando la tierra
miro mi casa azul en la colina
                 gota de agua salada sobre el polvo.
Está muda, ya todos se han marchado
los años han barrido el rastro de mi espada.
Menos tú, dulce Argos,
               hermano, semejante,
               pequeño compañero.
Menos tú que me esperas solo, para morir
           igual que un semidiós que sabe que envejece.


Somos el mismo aliento en cuerpos simultáneos.
Los campos de mi alma yacen bajo tu pelo.
                                    Ladras mi mismo idioma.
Hasta mi hambre compartes porque te pertenece.


No me pidas que olvide tus dos ojos de lago.
Dime una última vez que existe la pureza.


( "Croniria" Premio "Antonio Machado"de Baeza. Hiperión. Noviembre del 2009)


 PLIEGO DE DESCARGO ( Julieta Valero)


Te quiero mucho más de lo que yo sé.
Te quiero con órganos que me habitan
e ignoran, que te quieren
sin futuro ni venia, a mi pesar.


Te quiero mucho más de lo que yo sé.
Y tengo suerte que vísceras blandas
y dulces, más dulces y dignas que yo
para quererte, al fin te quieran
como yo no alcanzo y me permitan,
a veces, sin miedo ni archivos, saber que
te quiero, que te quiero más
de lo que yo sé.


Tendría que darte un amor alto y claro
sin sombra de duda, un amor
como un túnel, el hambre, la infancia, volver.


Tendría que ser un amor que pusiera
tus ojos en todos sus actos. Polonia invadida
Cyrano callando, un coche estrellado,
un último aliento, cosas así.


Y a la fecha de hoy,
sólo quiero decirte,
(ya sé, no es necesario)
pero quiero decirte
que te quiero
mucho, mal, más allá
de lo que nunca sabré.




( " Altar de los días parados" Bartleby Editores. 2003 )

11 comentarios:

  1. Qué bueno es tener la mente abierta. Qué placer encontrar amistades nuevas y verdaderas.
    Y qué hermosas sensibilidades, capaces de crear tanta belleza.

    ResponderEliminar
  2. Excelente descubrimiento. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  3. A Verónica y a Julieta, no las conocía y me han encantado los versos que nos traes de ellas. A Raquel, ya había tenido el gusto de leerla y de gozar con sus certeros poemas. A ti, Blanca, te conozco desde el alma desde hace mucho tiempo y tiemblo en tu universo de belleza.

    He gozado del relato de este viaje, del periplo poético, de este itinerario que ha unido corazones que palpitan al unísono. Siempre es un placer compartir alma y hermosura.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  4. Sin duda ha sido una fortuna que os encontráseis las cuatro y se haya producido entre vosotras esa chispa mágica que funde los corazones de repente. Sois muy afortunadas.
    Preciosa la muestra que nos dejas de ellas. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hermanas en la aventura de la palabra. Luminoso encuentro, Blanca. A Julieta la conocía y me encanta. Gracias por la generosidad de tu presentación (me las imagino a las cuatro como como Thelma & Louise, duplicadas). Besos, muchos.

    ResponderEliminar
  6. Qué bueno es comprobar que la amistad, la solidaridad, el compañerismos pueden ser posible en estos tiempo todavía. Me da un gran gusto leer este sitio, muy interesante, y por supuesto la poesía de Blanca Andreu.
    Yo soy una poeta chilena de Valdivia, del Sur, de la tierra de Neruda, de Tillier, de Omar Lara, Juvencio Valle, Miguel Arteche, donde la lluvia es la más importante ciudadana de esta región.

    reciban mi cariño y las invito a mi blog.

    http://eschuchamecallandochile.blogspot.com

    ana rosa

    ResponderEliminar
  7. Asistí con mi profesora del taller de Lectura y Escritura Creativa en el Instituto Cervantes de Rabat el 13 de mayo de 2010 a “Poetas y tertulia: POESIA EN FEMENINO” y me encantó mucho el encuentro.
    Os quiero decir gracias a las cuatro poetas. Gracias por el privilegio de compartir aquel momento mágico, armónico e inolvidable.

    Rkia

    ResponderEliminar
  8. Creo que ha sido un acierto este viaje, donde lo mejor del panorama poético español ha estado magníficamente representado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Maria Jesús: lo cierto es que son las tres estupendas. A ver si puedo ir a verte antes de que terminen los exámenes en la facultad.

    Luisa: gracias a ti.

    Isabel: Me alegro de haberte descubierto a Verónica y a Julieta. Lo más gracioso es que hjabiendo mujeres jóvenes que escriben tan bien, en las antologías sólo aparecen varones. No hay más que ver la última de Villena para darse cuenta de la injusticia sexista en el terreno de la creación poética, como en tantos otros. Yo también te envío un beso enorme.


    Ave, Isabel : bienvenida de nuevo. Es un placer que una dama romana visite este blog medio griego. Es cierto que fue muy extraño y precioso. Y raro. Besos áticos.

    Pájaro: en este vuelo de tu alma china has acertado en la diana de un modo que asusta: una anécdota ocurrida en Fez, que comienza con un "¡Arranca, arranca!"- fue bautizada para los restos, y así la recordamos en nuestra "intrahistoria", como el "momento Thelma and Louise".

    Gracias, Ana Rosa, no sólo por tus palabras sino por anotar aquí la dirección de tu blog para que podamos visitarte. Por cierto, la ciudad donde vivo también tiene anotada en su censo a la lluvia, aunque precisamente ahora se ha ido a pasar el fin de semana a Londres.

    Rkia: Qué alegría tu mensaje. Nos encantó recitar allí, y pensamos que había salido bien, pero tu comentario confirma que no fue una impresión nuestra. Mil gracias por asistir, y por tus palabras, que nos han gustado mucho ( se las he comunicado a mi compañera)

    Carlos Guerrero: Gracias mil. Mis compañeras y yo nos esforzamos mucho para dejar el pabellón alto. Te agradezco mucho tu comentario, aunque sea quizás-por no decir sin duda- exagerado.

    ResponderEliminar
  10. Julieta...dios mío.Coincidí con ella en la universidad y frecuenté su círculo familiar,en un tiempo de juventud plena que jamás olvidaré.Por favor hazle llegar un recuerdo de Marisa Peña para ella y sus hermanos, con muchísimo cariño y emoción.

    ResponderEliminar
  11. Blanca, conozco bien este viaje porque una de las protagonistas, Raquel -mi prima- me lo contó emocionada a su regreso. Cuatro mujeres, cuatro puntos cardinales en el amor, la vida y la escritura. Pero qué hermoso cuando el mundo se pliega por sus cuatro puntas y acoge simplemente un puñado de semillas y amistad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar