jueves, 10 de febrero de 2011

UN POEMA DE "LA TIERRA TRANSPARENTE"PARA MI QUERIDO MOUSTAKI

                                               
 (  Traducción Isami Nakasone)


              OCEANIDES

                                          A Moustaki, cette vague verte

Des forêts salées
surgissent des cerfs
 qui sont des dauphins
bondissant dans leur beauté
comme des arcs célestes.

Ils semblent faits de feuilles d´olivier
après une pluie de lumière de lune.

Comme des puolains
comme des cloches
ils sautent
brillent 
éclaboussent
des rêves.

                                  OCEANIDOS

                                                A Moustaki, esta ola verde


                   De los bosques salados
                    llegan ciervos 
                   que son delfines
                   brincando en su belleza
                   como arcos celestes.

                  Parecen hechos de hojas de olivo
                  tras una lluvia de luz de luna.

                  Como potros
                  como campanas
                  saltan
                  brillan
                  salpican
                  sueños.




5 comentarios:

  1. Aun te falta traducirlo al gallego. Prueba, por favor. Es de una sonoridad maravillosa, porque "golfiños" juega mucho a favor y le da una connotación especial (sobretodo para los que no saben gallego).
    (quizá cervos habría que ajustarlo y "brincando na súa beleza", también).
    Los sueños que salpican llegan a Paradela.
    Cómo me gusta.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, María Jesús.

    Yo no sé traducir al gallego, lo siento. Sólo "del"gallego y sólo a Cunqueiro. Me gusta una barbaridad la palabra "golfiños". Es completamente tierna. La supe alguna vez y la olvidé y ahora la voy a utilizar todo el rato. En cuanto al verso que dices, se podría resolver diciendo "brincando na beleza".

    Me encanta que te guste.

    ResponderEliminar
  3. Hay gente, como bien dices en el poema, que tiene el don de salpicar sueños.
    Muy buen poema.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo con José Antonio y con Mª Jesús sobre el poema, y también me ha llamado la atención lo precioso que suena además en francés.

    ResponderEliminar
  5. Joé Antonio:

    Mil gracias. Es cierto. Hay personas que son como delfines saltando en el atardecer.

    Bel M.

    Bienvenida. Gracias. La traducción al francés es de un japonés que vive en Bruselas. Me alegro de que suene bien.

    ResponderEliminar