sábado, 5 de marzo de 2011

UN POEMA DE CERNUDA ( Para la Antología de la Belleza )




QUISIERA ESTAR SOLO EN EL SUR

Quizá mis lentos ojos no verán más el sur
de ligeros paisajes dormidos en el aire,
con cuerpos a la sombra de ramas como flores
o huyendo en un galope de caballos furiosos.

El sur es un desierto que llora mientras canta,
y esa voz no se extingue como pájaro muerto;
hacia el mar encamina sus deseos amargos
abriendo un eco débil que vive lentamente.

En el sur tan distante quiero estar confundido.
La lluvia allí no es más que una rosa entreabierta;
su niebla misma ríe, risa blanca en el viento.
Su oscuridad, su luz son bellezas iguales.

4 comentarios:

  1. Esta antología de la belleza va a ser una auténtica maravilla. De estos últimos que nos has mostrado, el poema de Beckett es el más impresionante. He leído todos los comentarios sobre él y tengo poco que añadir, aparte de que nunca con tanta economía de palabras se dijo tanto.
    Un abrazo, Blanca.

    ResponderEliminar
  2. Bel M.

    Me alegro de que te gusten estos poemas.

    Decía en el comentario anterior, el poema de Becket es un hito. La palabra "hito"tiene una acepción que me encanta: es un caballo negro sin ninguna mancha blanca. Ni un pelo. Sin ninguna "señal".

    "Hito sin señal, muchos lo buscan y pocos lo han"

    ResponderEliminar
  3. Es difícil elegir un poema de Cernuda, pero creo que este, de la añoranza, esta más que bien traído aquí. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Mateosantamarta:

    Bienvenido a este blog

    A mí me encantan los primeros versos y el cuarteto final. La imagen sobre la lluvia es perfecta. El último verso es definitivo

    ResponderEliminar