sábado, 23 de abril de 2011

UN GRAN VERSO DE RILKE ( Para la "Antología de la Belleza" )

He descubierto que "Bach" significa "Arroyo",  "Riachuelo". En lugar de Río Supremo. Como creo que los nombres imprimen caracter, he pensado sobre ello y he llegado a la conclusión de que es verdad, que no es sino un arroyuelo frente a la música de las esferas, que le inspiró. Aunque el llamado Quinto Evangelista-luterano, por cierto- sea tan grande, el más,  para nosotros.
Tal vez si hubiera leído los poemas de Rilke sobre María ante el Crucificado, los habría incluído en su Pasión.

"Si necesitas tigres que te desgarren por qué se me educó entre las doncellas "

7 comentarios:

  1. Casualmente estaba escuchando a Bach - una misa-.
    En mi Antología:
    /.../Si sólo necesitabas tigres que te
    desgarraran,
    por qué se me crió entre doncellas/.../

    No sé si los hubiese incluído pero son del mismo nivel que su música.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Mateo:

    Gracias por tu mensaje. Qué coincidencia.

    He citado de memoria la traducción de Ferreiro Alemparte, mi favorito. Tal vez la he versionado y concentrado hasta llegar a formular así el verso, o tal vez él lo tradujo así, tan contundente.

    Ferreiro Alemparte era a Rilke lo que Astrana Marín a Shakespeare, estaba tan prendado de él que en el café Gijón le llamaban "Rilkeiro"

    ResponderEliminar
  3. Qué verso tan fuerte.

    Cristina

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Blanca:

    Se cuenta que Beethoven reconoció la grandeza de Bach creando un hermoso equívoco entre su apellido y el significado de éste en alemán, con la siguiente frase: “Nicht Bach, sondern Meer sollte er heissen” (“No debiera llamarse arroyo, sino mar”). Y sin duda le hizo justicia, sobre todo porque la música de Bach fue olvidada después de la muerte de su autor, hasta que Mendelssohn la rescató del olvido dirigiendo una interpretación en concierto de “La Pasión según San Mateo”.

    Saludos cordiales de otro admirador de la música bachiana.

    ResponderEliminar
  6. Desde luego, cuando escribí lo que escribí sobre el apellido Bach fue porque de pronto me lo imaginé como un arroyito enmedio del mar celeste y de la música de las esferas.

    Pero no dudo de que sea el más grande de los grandes en el mundo de la música humana

    ResponderEliminar
  7. (...) pero aquel día, en realidad, llegué aquí linkeando a Rilke... No me acordaba hasta que lo he visto hoy buscando la barra de vídeos de Rinaldo; ahora sé por qué te dije lo de que "si viniese el autor a corregirnos..." No me había dado cuenta de que hacía tiempo que no posteabas, yo hice los blogs para ordenar lo que iba encontrando, tengo mala memoria y si no me hago alguna historia con las cosas, no las encuentro. Bueno: me alegro de haberte encontrado a ti.

    ResponderEliminar