martes, 12 de julio de 2011

MOUSTAKI FOREVER Y LA GRAN ANGELA

Una vez, paseando con Moustaki por París,  me llevó a ver la casa de Abelardo y Eloísa, Después fuimos a buscar a Paco Ibañez a su ebanistería, pero estaba cerrada. Luego comimos en una terraza de la Isla de San Luis, donde vivía, y después, como llovía un poco,  fuimos a su casa a dibujar para un vendedor callejero amigo suyo. A dibujar él y el amigo, claro, y yo a hacer compañía y a mirar los libros.
Moustaki hizo un dibujo precioso, inspirado en los de Cocteau, y le puso precio: cinco francos. Como era para el argentino, me empeñé en pagar  y lo compré. Dónde andará. Dicen que tres mudanzas equivalen a un incendio.

Me maravilló que un hombre de su talla se dedicara a trabajar para un muchacho pobre, aunque ya lo había visto en Madrid lanzarse al piano en un bar una noche para acompañar a una acordeonista callejera que casualmente entró, y que gracias a él se sacó unas pelillas muy sustanciosas.

Me he acordado ahora de ese día porque, rebuscando en youtube, he encontrado el video de la canción que acababa de grabar con Angela en Madrid pocos días antes. La Gran Angela, la bellísima que no se ha operado y que ha preferido sufrir el deterioro de los amorosos por encima de cualquier falsificación o máscara.  Me contó que fue todo improvisado. Que él no se sabía ni la letra. Y en el video-si es el del día de la grabación, ya que hay otro más perfecto de una actuación-hasta parece que en algún momento baja los ojos para leer la letra. ( Al final no hay modo de instalar el del día D)

 Dice Ibn Arabí que quien muere de amor muere martir.

2 comentarios:

  1. Me encanta Moustaki desde... ni se sabe cuándo, era muy jovenzuela cuando me cautivó con su voz íntima y acariciadora. ¡Qué suerte tuviste en conocerlo en persona! Hace pocos años, vino a cantar a San Javier y me emocionó, como siempre.
    La canción con Ángela Molina, una auténtica delicia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Isabel, por pasarte por aquí y por tu comentario moustakero, que comparto.
    A mí también me gustaba mucho desde pequeña. El primer disco que compré a los doce, con dinero de mi cumpleaños, era suyo, así que cuando lo conocí a los 21 por una serie de coincidencias encadenadas, me pareció un privilegio y un regalo de los dioses. Sobre todo me gustó lo bellísima persona que es con los demás. Un antidivo.
    Espero que no estés pasando demasiado calor allí.

    Un abrazo

    ResponderEliminar