jueves, 22 de septiembre de 2011

UN POEMA DE ARISTOS ZAVOLAKIS

( Gracias a  que M.A. lo ha recordado, he apremiado a sus traductores y he conseguido este poema. )



                         EL POETA SILENCIO




  El poeta silencio vino hasta mí y me habló del combate
con un escudo arrebatado al tiempo
en la batalla entre amor y oscuridad.

El poeta silencio se apiadó de mí, que estaba
enamorado del amor mismo, manchado por ásperos fuegos
teñido con el color de la locura
y saturado de desprecio.

Su mirada era una puerta abierta en lo profundo de la verdad
su sombra una dorada luz que brilla en el oscuro verso.

-No eres-dijo-otra cosa que yo.

Cayó desprevenida y única
mi capa blanca 
y apareció mi alma y mi corazón desnudos y
dijo el poeta silencio
silencio




( Trad. Ismail Bábel y Miora Casaus )

10 comentarios:

  1. Querida Blanca:
    Gracias por tus esfuerzos por conseguir este poema.
    ...un poeta hablando de silencio,de escudos arrebatados al tiempo,enamorado del amor mismo,con el color de la loqura,saturado de desprecio,luz que brilla en el oscuro verso,capa blanca, silencio....
    De la belleza,en ocasiones,brotan lágrimas dulces,apaciguadoras.
    Gracias Blanca. M.A.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respondí abajo a tu comentario tan bello. Allá por el dos mil once. Cinco años después, al volver a publicarlo, me percato de que eso es igual a no responder

      Eliminar
    2. Respondí abajo a tu comentario tan bello. Allá por el dos mil once. Cinco años después, al volver a publicarlo, me percato de que eso es igual a no responder

      Eliminar
  2. los últimos versos invitan al desnudo

    ResponderEliminar
  3. Sí, ésa es la dicotomía, qué hay ante el alma y el corazón desnudos, ¿palabras o silencio? Y, si hay silencio, ¿qué hacer? ¿qué hará el poeta?
    Un abrazo, Blanca.

    ResponderEliminar
  4. No hay forma de que rtve suba a su web las entrevistas que le hicieron a Benet para televisión. Una pena.

    ResponderEliminar
  5. Este poema es excelente, aunque aún no se ha convertido en un clásico como éste otro, lleno de agua y sonidos blancos:

    http://www.youtube.com/watch?v=GEFyClBVzJk&NR=1

    ResponderEliminar
  6. Bello y esencial poema. Gracias! María Cecilia, Colombia.

    ResponderEliminar
  7. "-No eres-dijo-otra cosa que yo."

    En esa batalla, este es el verso que aparta la oscuridad.
    Gracias, Blanca, por existir ahora.

    Te envío algo más a tu correo si tienes un instante de tiempo.
    Un saludo afectuoso. Josetxo.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo:
    Estoy casi segura e que eres la M.A. que yo conozco. Gracias por tus palabras. ESpero poder recogerte dentro de poco un mediodía y que podamos tomarnos un café al sol. Besos.

    Ana:
    Ana. Ay, Ana.

    Bel M.:
    Me acuerdo del Hamlet: "Palabras, palabras, palabras". Hay palabras huecas y silencios llenos de sentido. Tal vez el poeta viaja hacia ese silencio complice consigo mismo y con la unidad.

    Anónimo:
    A mí, que soy una esteta, me importa poco, porque Benet no se dejaba maquillar y salía espantoso. Así que casi prefiero recordarlo atractivo como era, en lugar de cadaverino. Además, tampoco me parece que en tv dijera las verdades que decía por ejemplo en El País, ya que aunque parecía que iba sobrado en el fondo era tímido.

    Alberto:
    Sospecho que tu nombre es un pseudónimo y que en realidad te llamas A.G.R., no sé por qué. Si me equivoco, te pido disculpas.

    María Cecilia:
    Me alegro de que te haya gustado, y que lo consideres bello y esencial. Un abrazo.

    Josetxo de Alza
    Qué extraordinario tu mensaje. Para mí,una maravilla que me llega y me toca.
    No recibí ese "algo más" en mi correo. O tal vez lo confundí con un spam y lo borré. Gracias mil, Josetxo

    ResponderEliminar