domingo, 30 de junio de 2013

EL MOLINO Y LA CRUZ


Si alguien amante de la pintura y del cine se ha perdido esta genial película, puede verla en la red







5 comentarios:

  1. MUchas gracias, Blanca.
    Maribel A.

    ResponderEliminar
  2. Maribel, gracias por pasarte por aquí de nuevo.

    La película es tristísima, porque los hechos que narra son terribles, pero merece la pena verla. Nunca la pintura y el cine han llegado a entreverarse y fundirse como en El Molino y la Cruz.

    Los detalles están cuidados de tal modo que las telas se tiñeron como en el XVI, con remolacha, jugo de cebolla y demás. Después, el director contrató a cuarenta modistas polacas, les mostró las ropas a través del propio cuadro y ellas la reprodujeron.

    Por otro lado usó una tecnología inventada para lograr los efectos de color. Filmaron sobre azul a los personajes y luego lo mezclaron con el cuadro y los decorados. También usaron unas perspectivas sacadas de la pintura, usando ocho ordenadores a la vez. Realmente, es como un viaje por el interior del lienzo. Espero que te guste.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué buena pinta tiene! Muchas gracias por la recomendación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte por aquí, Isabel . Si te gusta la pintura, te gustará sin duda. Rara, lenta, sin apenas diálogo, muy triste, pero un milagro visual.

      Eliminar
  4. El ajuste de color es impresionante, así como la puesta en escena, caracterización, vesturario, etc. Las voces españolas parecen como de sonorización de 'cine amateur', según se decía hace un tiempo; esto es un aspecto menor, aunque criticable. A mi parecer no llega a ser una obra maestra, pero sí un gran logro artístico en todos los aspectos. Muy recomendable conocerla.

    Gracias por el apunte, no estaba al tanto.

    A.M.

    ResponderEliminar