domingo, 22 de diciembre de 2013

HOMENAJE MUSICAL A BENET ( CONTINUACION)


Otra de las canciones que a Juan le gustaba cantar a pleno pulmón junto al Sena cuando quemábamos París en noches delirantes y muy poco francesas. Lo que más le gustaba tanto en París como en Nueva York era ir a restaurantes rusos ( en N.Y. a la famosa Tetería Rusa que aparece hasta en Sexo en Nueva York y tanto deslumbra a los pardillos extremeños) ponerse hasta las cejas de blinis con caviar y beber vodka como un genuino cosaco de Solojov de picnic junto al Don. Ah, París.

2 comentarios:

  1. Cuenta, Blanca esas cosas no aparecen en los libros y son las que a mi me gustan.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, María Jesús, aunque no creo que haya contado nada digno de mención en esta entrada. A ver si recuerdo algo más sustancioso.

    ResponderEliminar