miércoles, 25 de diciembre de 2013

MAS SOBRE IVO POGORELICH Y ALIZA KEZERADZE

PUES EL AMOR ES EL PRINCIPIO DEL SABER ( del Libro de la Sabiduría )
En este video grabado en Londres en 1983 puede verse a Aliza impartiendo su enseñanza a Ivo. Este afirma que,  aunque ella se negaba a actuar en público y a grabar discos, era la mejor pianista que escuchó jamás.

He descubierto que poco después del famoso concurso chopiniano que le lanzó a la fama por no ganar ( ya que Martha  Argerich, que era miembro del jurado, se retiró indignada organizando un gran escándalo e hizo declaraciones afirmando que aquel joven era un genio ) el jovencísimo Ivo consiguió que Aliza, casada por entonces, se diera a la fuga con él. 

La pasión  amorosa de Ivo por Aliza le llevó a hacer tras su muerte estas estremecedoras declaraciones, que sorprenden por su sinceridad descarnada. La imagen que presenta al final de la primera respuesta se diría shakesperina,  más que del Fantasma de la Opera.

-¿Cómo ha superado la muerte de su maestra y esposa?

"He tenido que reinvertarme a mí mismo. Como maestra Aliza era muy exigente. Se empapaba de arte, lo absorbía, lo devoraba. Era tan universal, tan sabia... Lo tenía todo: clase, educación, belleza de espíritu, talento y amor. En mi vida ella eclipsaba todo lo demás. Nunca podías volverte indolente estando junto a ella, ella siempre perseguía la excelencia. Incluso ante la muerte mantuvo el señorío de la gran dama que siempre fue. Tenía cáncer de hígado. Al morir el hígado le explotó y en nuestro último beso me roció con un vómito de sangre negra. Yo parecía el fantasma de la ópera, con todo el pelo lleno de cuajos de sangre. Y no me los quería quitar. Cuando salí a recibir las condolencias de quienes aguardaban el desenlace, todavía iba lleno de su sangre. Sufrí de un modo salvaje. Fui tan feliz durante nuestra vida juntos que aceptar que tendría que continuar solo me llevó mucho tiempo".

- ¿Le ha ayudado la música?

"No, al contrario. Durante años no pude poner los dedos sobre un piano porque los recuerdos fluían como las cataratas del Niágara. Aliza me había afilado del mismo modo que un cuchillo se afila cada día. La conocí a los 17 años y todos mis anhelos de músico y de hombre habían encontrado satisfacción en ella. Cuando nos encontramos mis estudios estaban en un callejón sin salida. Tenía una pasión musical feroz, pero no encontraba ni la técnica ni la personalidad para expresarla. Me desesperaba ver que no iba a llegar a ningún sitio: quería volar y ni siquiera sabía correr. Aliza me dio las alas que anhelaba. Me enseñó una técnica perfecta, una forma de interpretar llena de colores y matices, me hizo investigar las posibilidades sonoras de los nuevos pianos y me ayudó a construirme una personalidad musical diferenciada. Y cuando el éxito llegó, ella supo mantener en mí el espíritu de autocrítica, de trabajo y de exigencia constante. Perder a tan extraordinaria maestra fue un hundimiento artístico brutal. La música me recordaba todo lo que habíamos hecho juntos, todo lo que había perdido. Y no podía soportarlo".

Desde entonces, Ivo ha realizado gran cantidad de obras benéficas para apoyar a jóvenes artistas y también a la gente pobre de Sarajevo. Pues el amor es el principio del saber.


2 comentarios:

  1. Mucho me temo que el que ha sido dotado para la belleza profunda, también lo fue para el dolor profundo.
    Pero también para la alegría y el gozo tan inmensos que nunca alcanzarán al hermano Javier...
    Y casi seguramente unas cosas no compensan otras, pero la esencia de cada uno nos hace vivir la vida con una intensidad u otra.
    Y nadie puede remediarlo.
    Por tu intensidad, esa que sufres, yo te leo. Y gozo.

    ResponderEliminar
  2. Tus consideraciones sí que son profundas, María Jesús. Aparentemente, sólo te dedicas al campo y la buena mesa, pero esa cabecita piensa siempre de un modo que se diría que empleas todo tu tiempo en la filosofía, la poesía, la filantropía y el arte del bien pensar. Me alegro de haberte conocido, aunque sea de un modo virtual.
    Un abrazo grande y navideño

    ResponderEliminar