viernes, 31 de mayo de 2013

MOUSTAKI EN ARABE, EN LA SURA AL FATAH

La sura "Al Fatah",  "La que abre" o "La que revela", es la primera de todo el Corán. También se le llama "La Madre de todas las Suras"porque los exégetas consideran que en ella está contenida la esencia de todo El Mensaje (eso exactamente significa Al Kuram), y que decirla es como recitar todo el libro sagrado.

En cierta ocasión le escribí a Moustaki para decirle que había encontrado su apellido entreverado en las aleyas de Al Fatah: exactamente al final de la quinta. Su significado, en sentido espiritual, no puede ser más bello: "Camino recto"


Arabic:
بِسْمِ اللّهِ الرَّحْمـَنِ الرَّحِيم
الْحَمْدُ للّهِ رَبِّ الْعَالَمِين
الرَّحمـنِ الرَّحِيم
مَـالِكِ يَوْمِ الدِّين
إِيَّاك نَعْبُدُ وإِيَّاكَ نَسْتَعِين
اهدِنَــــا الصِّرَاطَ المُستَقِيم
صِرَاطَ الَّذِينَ أَنعَمتَ عَلَيهِمْ غَيرِ المَغضُوبِ عَلَيهِمْ وَلاَ الضَّالِّين
Transliteration:
Bismillahi r-rahmani r-rahim
 Al hamdu lillahi rabbi l-alamin 
Ar raḥmāni r-raḥīm 
Maliki yawmi d-dīn
Iyyāka naʿbudu wa iyyāka nastaʿīn
Ihdinā ṣ- sirata-al-mustaqim
- Ṣirāṭa al-laḏīna anʿamta ʿalayhim 
ġayri l-maġḍūbi ʿalayhim walā ḍ-ḍāllīn

Traducción:

En el nombre de Dios, el Clemente, el Compasivo

Alabado sea Dios, Señor de los mundos
El  Clemente, el Compasivo
Soberano del día del Juicio
A ti sólo clamamos y a ti sólo pedimos ayuda
Condúcenos por el camino recto
La vía de los que tú has agraciado
Y no de los que han incurrido en tu ira y se han extraviado

LA ROSA MOUSTAKI EN LOS JARDINES DEL TEATRE GREC



Se ha creado una nueva variedad de rosas, bautizadas el 12 de mayo con tu nombre, las  Rosas Moustaki. Parecen niñas, unas hermanas pequeñas que le han aparecido a tu hija Pía, felices y despeinadas, y que van a vivir su infancia en unos jardines griegos de Barcelona. 
Me acuerdo por ellas de aquella rosa de Baalbeck que encontraste en plena conflagración, en el Líbano, y que te conmovió hasta hacerte componer aquella  canción tan melancólica. Me gusta su aire oriental, salmódico y monocorde, lleno de añoranza por la paz.

                                           Oh ma rose
                                           Désarmée
                                           Au sourire
                                           Mal-aimé
                                           Ton regard
                                           M'a éclairé 

Como el video que puedo instalar es impropio de ti, todo lleno de rosas gordas y horteras como coliflores,  y como sé lo enamorado que siempre estuviste de las mujeres en general y en particular, instalo estas flores de Delibes cantadas por las bellas Anna Netrebko y Elina Gancara, para el jardín de tu harén.




                                        

                              Y para tu alma griega, una flor griega


 

Una rosa ateniense



                       Junto a aquellos cipreses casi primos del Greco

                       se diría una herida  hecha en el muro

                       unos labios  besados muchas veces

                       una herida de invierno

                       unos labios  
                       un beso
                       arrancado a la noche

                           






jueves, 30 de mayo de 2013

PARA LA MANO ANONIMA DE LA ENTRADA "UN POEMA DE LA TIERRA TRANSPARENTE PARA MI QUERIDO MOUSTAKI"

El 10 de Febrero del 2011 instalé en este blog una entrada titulada "Un poema de La Tierra Transparente para mi querido Moustaki", con el poema traducido al francés por Isaki Nakasome.

( Lo incluí en otra estos días pasados, así que si alguien siente curiosidad lo tiene a su alcance sin necesidad de rebuscar )

Hoy, a las 14:45, alguien ha dejado allí un mensaje, anónimo y ofensivo, en gallego, en el apartado de los comentarios. Alguien que se ha tomado muchas molestias revisando mi blog para encontrar un lugar oculto donde depositar sus egagrópilas y sus excrementos. Por supuesto, ya lo he eliminado. Por eso le respondo desde aquí, a golpe de trompeta.

Quiero decirte, Anónimo, que tu máscara no me engaña lo más mínimo. Eso para empezar. Y para continuar, que le dedicaré a Moustaki las entradas que me de la gana contando lo que crea conveniente, te guste o no.

 Por último,  sabete que del mismo modo en que te consideras autorizad@ a venir a mi cuaderno a desahogar tus babas trufadas de envidia, yo me considero obligada no sólo a borrarte aquí, sino a destruirte con un juicio severo en los campos de mi imaginación, como suelo hacer con las serpientes de medio pelo que osan poner sus ojos en mí y sueñan con envenenarme. 

Así que prepárate a recibir un buen espadazo en toda la cerviz. A ver si te sirve para reencarnarte en una criatura digna.

MOUSTAKI ESPAÑOL: " FLAMENCO DE FLANDRES"



Esta canción sobre un soldado  me fascinó cuando la conocí y despertó mi imaginación amorosa de una forma muy intensa.  Para componerla,   Moustaki se soñó como guerrero español exiliado en los Tercios de Flandes. Y ahora parece que la Providencia  ha decidido cumplirla:

« l'homme descend du songe » (Georges Moustaki)


"Pour demander l'Eternité,
Suffit d'une guitare
Et quelque part une fille en noir
Qui me garde en mémoire."


En mi sueño, la guitarra es la del Niño Miguel, que se fue el mismo día que Moustaki habiendo sufrido más de lo que se puede soportar.


Y la "niña de negro"- la niña que fui cuando nos encontramos por primera vez- aquí está,  en alguna parte, guardándolo en su memoria cuando el Mundo, tras poner su cuerpo bajo una lápida, ya ha decidido pasar a otra cosa.





"Se le dijo ( al hombre al que lapidaban) :
-¡ Entra en el Jardín !
Y él respondió:
-Ah, si mi pueblo supiera
que mi Señor me ha perdonado
y me ha situado entre los que El honra..."

Al Kuram




El " Joseph" de Moustaki y la censura del generalísimo Frankinstein


En 1971 Moustaki editó en España un disco del que fue censurada esta encantadora canción que fue su mayor éxito en Brasil. ¿Poirquoi? C´est un mystère. Es una canción de lo más inocente, de lo más tierno que pueda haber. Y tiene un gracia especial que la ha convertido en una de las favoritas de los mustakianos de pro. Una canción santa y blanca como el legendario lirio del Patriarca. La delirante  censura franquista, maliciosa hasta no sabemos dónde,  debió pensar que era una irreverencia. Qué locura. Me habría gustado ver por un agujero a la panda de sepultureros que la enterró para nosotros mientras duró el invento. En este video Moustaki canta con un brasileño que molesta un poco con sus monerías. Pero la canción sobrevive a  la "desaborisión"del carioca, que aunque incordia no logra acabar con ella.







martes, 28 de mayo de 2013

DERNIÈRE LETTRE POUR MOUSTAKI


" Oh mon Dieu pourquoi mon Dieu
Je n'ose même plus attendre
Qu'il renaisse de ses cendres"



Amadísimo Jo:

Como a mí al morir Benet- ¡ al morir, para mayor ensañamiento,  y no en vida!- cuando te fuiste a vivir con Edith Piaf te acusaron de arribista por vuestra diferencia de edad. 

Hasta que Theo Sarapo-que apuró esa copa amarga hasta el final-no tomó su vida, por no poder resistir la desaparición de "la Chavala", no te libraste de esa calumnia insoportable.

Y es que el Mundo se niega a creer  que ( salvo el que Ibn Arabí llama "el amor natural", y que experimentan hasta los violadores ) el amor es un asunto de las almas. 

Incluso hay gente que ha osado decirme: ¿Cómo hablas así de Moustaki, si hacía años que parecía tu abuelo? 

Son tan ignorantes. La última vez que te añoré eras ya  un anciano. Pasear de tu mano era para mí más que todo lo que pudieran ofrecerme el resto de los hombres. Por eso te escribí aquella carta de amor eterno desde la Coruña. Y  me alegro de haberlo hecho.

Ahora, que has abandonado tu cuerpo en una tumba blanca, el color que amabas, para que se convierta, como todas las tumbas, en una urna llena de harapos y atrezzo hamletiano, te escribo para decirte que yo sí  me atrevo a esperar :
  
Me atrevo a pensar, por tu amor y por el mío, que has renacido al otro lado de la temible puerta, y que cuando has mirado atrás-como dijo el más grande, sabio y amoroso de los hombres, Vicente Ferrer-has visto que otra mano iba detrás reescribiendo con oro lo que  tú, con la tinta de tus hechos, escribías en tu vida.

"Ojalá te hubiera amado más". Fue lo último que me dijiste en tu última llamada. 

"Seamos los servidores del amor, y jamás sus contables", escribió el poeta Félix Grande.  

Me amaste ¿Qué más podría pedirse?  A mí, que puedo ser tan necia, fea y vulgar, me amaste con tu amor venido de lo alto. Qué regalo para mi corazón pisoteado tantas veces con indiferencia o rechazado de una patada o directamente torturado a propósito por la perfidia. 

Me amaste. Así que nada me debes. Discúlpame tú a mí por no haber sido perfecta, adorable y sagrada.

Fue un milagro. Un puente de oro se tendió entre tu amor y el mío sobre la gran masa de agua de los tiempos y los seres del mundo. Cuando ese puente se tiende, no hay último instante ni lugar postrero. No hay nada perentorio en las cosas espirituales.

Y además, aunque tu pienses que entre tú yo sólo tendiste un frágil puente forestal, ya me encargué yo de levantar pilares y contrafuertes, y también del mantenimiento.

De modo que, ahora, desde tu corazón, que habita en la Morada de la Paz, al mío, que aún está sometido a los avatares del mundo,  puede el amor ir y venir por encima de la ausencia y el silencio sin temor a tambalearse o a darse a un buen remojón.

Siempre

Blanca 


 




lunes, 27 de mayo de 2013

BIBLIOTECA NACIONAL DE NAPOLES. SALA DE LOS RAROS: CON LUISA CASTRO Y EL DIRECTOR



                                              Que Luisa Castro y yo somos dos bichos raros no lo hemos dudado nunca ni ella ni yo. Eso por descontado. En cuanto al tercero en discordia, el director,  también era bastante raro, la verdad. 
                                                  Por otra parte, había  entre el público dos jóvenes escritoras que eran raras bellezas internacionales, una de ellas con un rostro que sólo se ve en Italia y la otra como una madonina del Quinqueccento tirando para Rafael. También estaba la consul  de Puerto Rico, unas señoras que no sabían español pero que ni cortas ni perezosas se habían lanzado a verificar de que iba aquello y que, por  lo que comentaron, se enteraron de todo y más, un proustiano de pro en busca del tiempo en general- probablemente perdiéndolo en particular- unos profesores y profesoras que no sólo sabían castellano y latín, sino griego clásico y hebreo bíblico, y un grupo de alumnos del Cervantes, tímidos y listos como una bandada de pájaros de Nueva Caledonia y cultos como cordobeses, que se dedican, cosa rara, a estudiar español con la que está cayendo.
Todo muy raro.
                                            El director de la  fastuosa biblioteca hablaba de extraños asuntos en un raro idioma que recordaba vagamente al italiano. Era como el italiano  que podría hablar una  fuga de Bach si se pusiera a ello tocada por alguna banda. Por la Wanda Landowska, por ejemplo, un día en que se hubiera tomado una anfeta.
                                            El proustiano-que me arrancó una rara promesa, aún no sé si falsa o veraz, porque era la mar de simpático-sacaba a Proust a relucir con ocasión o sin ella, cosa que siempre gusta, pero que es rara en un recital.
                                          Y yo leía poemas griegos en español, que debería haber leído Luisa Castro con su maravilloso modo de recitar para que realmente tuvieran lustre. En esto, el profesor de traducción intervino para presentar a Mario Sergio Capobianco, el raro alumno que se había prestado a leer conmigo la traducción que habían hecho entre todos de un poema de "Los Archivos Griegos".
 La foto no puede aumentarse, pero ahí estamos, toreando al alimón. Y cómo diría Proust "¿Quién lee mejor que un chico? " El poema era éste:



 A un ciprés de la Acrópolis         


                                                                                    A Juan


Verás, ciprés, hermano
de los lirios
me recuerdas a un hombre
que amé y murió
y que era como tú alto y oscuro.
Delgado como música  de cuerda
también su alma era ática
ascendía en la noche
por la secreta escala
de sí mismo
buscándose
buscando el alto cielo 
como tú.



Y esta la traducción,


Sai, cipresso, fratello
 dei gigli
tu, mi ricordi un uomo
che amai e morí
e che era come te alto e scuro
sottile come musica di corda
anche la sua anima era attica
ascendeva nella notteper la segreta scala
la sua
cercandosi
cercando il cielo alto
come te

  Está firmada por Agata Sapienza ( maravilloso apellido raro ) Raffaela Lainella ( o algo así) Elsa Morante ( parece que pone eso, nada menos, qué honor ) Pilar Mdz Areces ( creo entender) Mario Sergio Capobianco ( apellido que me concierne bastante) Maria Nieves Cardona Sánchez, Celia  Noséqué Huertas y Carolina Rincón Ponce.
La mayoría, firman como médicos, aunque también hay algún notario.
Nada lamento más que no tener todos sus nombres. Seguramente, habrá sucedido algo raro y Mario no habrá conseguido enviármelos.

 Desde aquí, les agradezco como se merecen esta sottile traducción tan bella, fechada el 8 de mayo del 2013,  y lo cálidos que fueron conmigo.