sábado, 26 de julio de 2014

EL MARAVILLOSO ADAGIO BWV 974 de BACH CON SU PARTITURA

Esta maravilla que compuso Marcello y Bach convirtió en un concierto para teclado vuelve de nuevo a este blog no sólo porque la estudio sin parar y deseo tenerlo por todas partes, sino para que el que quiera pueda como yo copiar la partitura armándose de paciencia hasta las sandalias. Está por ahí, por los campos youtúbicos, como no, la versión de Glenn Gould.

12 comentarios:

  1. Una maravilla, sí, y seguro que tú acabas tocándolo de maravilla.

    ResponderEliminar
  2. Eso lo dudo, Isabel, pero gracias por los ánimos. Y me alegro de que coincidamos en esto. Y de saber de ti.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  3. He llegado hasta aquí siguiendo la estela de Pedro Mateo. Si no te importa me acomodo. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Bienvenido, Thorton. Pasa, pasa. Sírvete lo que quieras. Soy devota de tu homónimo desde la universidad. Y no sólo de sus Idus, sino de de Theopilus North y de El Puente del Rey san Luis. Aunque mi corazón pertenezca a Kipling y a Steinbeck.

    Por cierto, he perdido la dirección y el teléfono de Pedro, y los necesito con urgencia. Hace tiempo que quiero llamarlo a Atenas. a ver si me puedes ayudar.

    ResponderEliminar
  5. Otro gran abrazo y buen verano, Blanca!

    ResponderEliminar
  6. Querida Blanca: pues esa cosa de la red que es una cotilla a veces para bien... Muchísimas felicidades. Que pases un día y un año estupendos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡ Gracias por felicitarme por mi cumpleaños. Isabel! Qué detalle. Espero que tú también pases un mes de octubre-el cumpleaños de tu blog-maravilloso, y el resto del tiempo también.

      Un beso grande, amiga

      Eliminar
  7. Desde el Norte profundo:

    Vuela el pájaro azul por tu jardín florido
    Y Arranca una estrofa de tu sueño,
    Un sueño con hambre de cielo
    Que aflora en la mar.

    Un buen Verano. Un fuerte abrazo.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Anónimo que escribes desde el Norte Profundo, por dejar tu poema en mi blog y por tus buenos deseos.

      Que pases un gran otoño sin tristezas, brumas, marejadas ni fuertes marejadas

      Eliminar
  8. Y todas las flores se preguntan
    Quien es ella?
    Es la que escribe, la que nos canta
    la que suspira por nosotras
    Silencio, es Blanca que pasa
    y las amapolas y las rosas
    desprenden petalos en prosas
    cuando se inclinan, silenciosas....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ....Esto ya...las rosas se pueden enfadar...eso de las prosas no sé que tal les parecera...ummm....a no ser que sean prosas juanramonianas, en cuyo caso...

      Esto me recuerda un poema que escribí. Lo que decía era lo contrario, pues era yo quien preguntaba. Lo voy a instalar en mi blog, ya que lo has traído de nuevo hasta mí.

      Gracias por tu poema tan cariñoso, Anónimo.

      Eliminar
    2. Salud! Poeta!.

      Un fuerte abrazo!

      Eliminar