viernes, 14 de noviembre de 2014

POEMAS BENETIANOS: UN SONETO DE NINA LA SICILIANA

( La edición del soneto con fondo blanco a modo de telegrama se ha instalado sola y no hay manera de corregirla. I  am sorry )



Conocí este poema perteneciente al exquisito"dolce stil nuovo" gracias a Benet, que recitaba algunos versos sueltos de memoria, en traducción del padre de su amigo Rafael Sánchez Ferlosio. 

Como no encontraba la versión de Sánchez Mazas, me he dedicado a traducirlo yo, pues lo echaba de menos.   He intercalado los versos sueltos que recuerdo de aquellos que recitaba Juan, aunque mi memoria tal vez los ha modificado con el tiempo.

De su autora, Nina Siciliana, o Nina da Messina, o Monna Ninna, se sabe que mantuvo una relación amorosa platónica ( hoy diríamos "virtual") con el poeta toscano Dante da Maiano, soneto va soneto viene, hasta que apareció esta joya, seguramente tras un alejamiento de éste.

No me cabe duda de que el poeta, al leer semejante soneto, regresaría volando al amoroso nido mental de la poeta, primera de su tiempo.


Tapina me che amava uno sparviero
 amaval tanto ch'io me ne moria;
a lo richiamo ben m'era maniero
 ed unque troppo pascer nol dovia.
Or è montato e salito sì altero
 assai più altero che far non solia;
ed è assiso dentro a un verziero
e un'altra donna l'averà in balìa.
Isparvier mio, ch'io t'avea nodrito
 sonaglio d'oro ti facea portare,
perchè nell'uccellar fossi più ardito
 Or sei salito siccome lo mare,
ed hai rotto li geti e sei fuggito
 quando eri fermo nel tuo uccellare.



Lamento d'amore tradito


 Cuitada yo, que amaba a un alcotán
Lo amaba tanto yo que me moría
A mi reclamo bien que era galán
Aunque poco le daba en cortesía.

Ahora remonta rosa y altanero
Mucho más alto de lo que solía
Y en un vergel reposa traicionero
Y otra dama lo guarda en tiranía.

Ay mi alcotán, y yo que te nutría
Y campanita de oro te ponía
Porque hubieras audacia en cada vuelo...

Y ahora te me has alzado como el mar
Y has roto el lazo de la cacería
Tú, que eras tan leal a mi señuelo.




Nota bene:

En lenguaje de cetrería, la "cortesía" es el premio o regalo que se le da al ave que ha cazado bien, así que me he tomado la libertad, por mor de la rima, de usarla para traducir "pascer.




4 comentarios:

  1. Menudo descubrimiento esta Nina La Siciliana!! Gracias, Blanca y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Se me olvidaba... no sé si te has enterado de esto: http://www.diariodelavega.com/politica-3/11376-el-pp-rechaza-en-el-congreso-destinar-64-000-euros-a-traducir-la-obra-de-miguel-hernandez
    En fin, una más de sus barbaries...
    Otro abrazo!

    ResponderEliminar
  3. No sé, no sé, en estos tiempos...Las buenas traducciones las hacen otros poetas o gente muy afín por amor, por placer, se buscan un editor y el lucro no tiene lugar. ¿Quién pedía 64 mil euros? Yo ese dinero lo enviaba al banco de alimentos

    Además, para traducir a Hernández hay que ser un genio absoluto, pues sus libros gongorinos son practicamente intraducibles. No sé que pinta esa propuesta en el Congreso, la verdad. Se trata de un asunto editorial.

    Mi traductora francesa, primero tradujo mis libros y luego buscó un editor. Entonces el editor le pagó. La cosa funciona así. Y ese bussines me suena a algún listo.

    Ya ves, Maribel, que estoy muy pragmática con el dinero público.

    Me alegro de que te guste Monna Nina.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
  4. ¿Cómo sabes que de pequeña me llamaban Maribel? :)
    A mí me parece, Blanca, que 64.000 Euros es una minucia. Todos los países "civilizados" hacen algo por difundir la obra de sus grandes escritores y subvencionan las traducciones a otras lenguas y su difusión. A mí me parece una más de sus cutreces.
    No te he preguntado cómo estás, eso que hace mucho que no hablamos. Espero que todo vaya bien.
    Otro beso enorme para ti.

    ResponderEliminar