viernes, 12 de diciembre de 2014

PLATERO FOREVER



 PLATERO, BENET Y EL NOBLE BRUTO PUEBLO ESPAÑOL

Cuando le dieron el Premio a Juan Ramón Jimenez,  la noticia, como dice el I Ching "corrió de un lado a otro del reino".  Juan, que andaba correteando por ahí con su vehículo de motor ( siempre lo especificaba ) no se enteró hasta que lo aparcó en un pueblo de hermoso aspecto, en una zona del norte de España que no voy a determinar. Como solía hacer, se dirigió rápidamente al bar más cercano, pidió un vino,  unas aceitunas o una berenjena de Almagro y se dedicó a confraternizar con el paisanaje. Al poco, el grupo de los habitués lo aceptó entre los suyos y le pusieron al tanto de la noticia del día:

-¿ No sabe usted que le han dado el Premio Noble a un español?
- ¿ A un español?
-Sí. A Juan Ramos Jiménez. Uno que han dicho que le gustaban mucho los burros.
-¡ Caramba!
-Nosotros nos hemos alegrado muchísimo. Ese premio  no se lo dan a cualquiera. Y hasta lo hemos celebrado y todo.
-¿ Ah, sí?¿ Y cómo lo han celebrado ustedes?
-Pues nos hemos subido al monte y nos hemos comido un burro.




 Mi ahijado, el burrito Betanzos, ya es un señor, pero quiero traerlo aquí en su adorable
 infancia, que tuve el placer de disfrutar gracias a mis amigos burreros, Jordi y Pepe.


Hasta daba besos 
 
                                                          Más guapo y más dulce no podía ser y a Jordi, su propietario, lo tenía prendado

A los quince días ya pastaba hierba junto a su madre, Beli, enana africana

Aunque seguía acudiendo al minibar
Aquí con Pepe

11 comentarios:

  1. Además de Platero, y aunque no soy católica, o beata y no me fíe de los clérigos, me gustaba mucho en mi infancia un libro titulado "El burrito de María", y me encantaba, y me sigue encantando el título "Piel de asno" que tiene un cuento (más que el cuento en sí)...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Siento no haber leído "El burrito de María"en mi infancia, porque me encantan esos animales. Contra lo que se piensa, son muy inteligentes. Además, los lobos les temen. Y lo cierto es que un burro adulto entero es de temer. Es muy difícil de manejar, por eso se están extinguiendo. Mi pobre Betanzos hoy por hoy es un Farinelli de la vida.

      En cuanto a "Piel de Asno", tienes razón. El título es excelente. Me figuro que a Balzac también le debía parecer bueno, y tal vez le inspiró el título de "Piel de zapa".

      Recuerdo que el original de Perrault era tremendo. Empezaba con un intento de incesto. Hay que ver. Y pensar que lo leíamos a los siete...Luego matan al burro mágico que defecaba oro, y la niña acosada huye con su piel. Yo habría huído directamente con el burro y me habría instalado en París, la verdad.


      Eliminar
    2. GUauuu...Debo de ser muy, no sé...Me encanta ahora, tal como tú lo has contado!
      Anónimo

      Eliminar
    3. Me alegro de que te guste mi resumen. En nuestra infancia lo que nos contaban en los cuentos eran hechos que se aceptaban y ya está. Es al recordar, cuando aparece la perplejidad. El más salvajes entre los que leí entonces fue uno de Cuentos Persas de la biblioteca de mis tías. Allí estaban todo el tiempo empalando. Las ilustraciones, muy realistas, me dejaban sin resuello y con sensación de pánico total.

      En el caso de Piel de Asno hay que añadir que estaba muy mal aconsejada por un hada madrina que era muy poco profesional y no le recomendaba más que estupideces. La primera, negociar con el acosador y pedirle cosas que el hada consideraba imposibles ( Había una muy poética: un vestido del color del tiempo. Resulta que el tiempo era azul. Eso me encantaba.)
      Y al burro lo matan por su culpa. Deberían haberle aplicado al hada el artículo 317 del Código Penal y que le hubieran caído un par de años en el trullo. O al menos inhabilitarla por inducción al delito.

      Eliminar
    4. Jolines..Vas a conseguir que vaya a leerme el Piel de Asno, con la presentación que haces, porque yo sólo recuerdo algo la película que ví en el cine antes de 1975...Desde luego también me acordé de Balzac, pero el título "Piel de Asno" me parece superior al de"Piel de zapa", y superior a lo de "vellocino de oro", claro, que es cuestión de gustos...Muchas gracias

      Eliminar
  2. Yo del señor Jiménez, ultimamente ando con aquello de "y yo me iré /y seguirán los pájaros cantando".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bello, María Jesús. Me encanta.

      No sé si sabes que ahora es el cumplecentenarios de Platero, y hay que homenajearlo como se merece. Y releerlo.

      Y eso que no comulgo mucho con Juan Ramón y el malva de la luna. Me pone frenética que use la palabra más cursi del castellano: rosicler. Cuando la leo en un libro me dan ganas de tirarlo por el balcón. Pero en Platero no hay rosicler. Hay mucha veracidad.

      Eliminar
  3. Que dulce es el burrito Betanzos ,como es Navidad se me ocurre que podíamos regalar un burritos al niño Jesus ,seguro que lo prefiere a un cordero , el burrito es símbolo de tendrá y humildad , que tanta falta hace en estos tiempos
    Feliz Navidad Blanca , nunca pierdas tu sensibilidad para las cosas hermosas es tu mayor don

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte por aquí, Pilar. Y sí, los burritos son de lo más tierno que hay. Y además no nacen como los potrillos, que luego evolucionan hasta convertirse en caballos: nacen como asnitos perfectos en miniatura.

      Mi ahijadito a los quince días tenía la misma altura que un perro pastor alemán o poco más. Era tan precioso que yo me derretí casi literalmente cuando lo vi por primera vez en el soportal de mi casa.

      Antiguamente se consideraban símbolo de paz, igual que el caballo lo era de la guerra. Y también es un animal cristiano, por la entrada de Jesús en Jerusalén a lomos de uno. Sin embargo en esos tiempos no era símbolo de humildad, pues personas muy ricas montaban en asnos blancos. Era más bien un signo de poder.

      Los corderitos tienen un punto brutal, porque son mucho más tontos que los asnos. Ver a un tierno corderito meterle topetazos a su madre porque quiere mamar desmorona su leyenda. Aunque lo cierto es que también son ideales.

      Feliz Navidad también para ti, Pilar, y gracias por esas palabras tan bonitas que me dices.Deseo que tú tampoco la pierdas. La belleza es un misterio y un consuelo, y además vivifica el alma.

      Eliminar
  4. Blanca me gustaría enviarte una biografía poética de santa Teresa que acabo de publicar dime como puedo hacerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mil, Pilar. Si tienes una web con correo o me dices de qué forma te puedo enviar mi e-mail para darte mi actual dirección, estaré encantada de recibir tu libro. Santa Teresa es de los santos más interesantes que hay, con ese don para la escritura que alcanzó la excelencia, y esa personalidad tan fuerte, tan práctica y tan mística a la vez. A veces me acuerdo de ella cuando cocino. "Dios está entre los pucheros", decía.

      Eliminar