lunes, 25 de mayo de 2015

DOS POEMAS DE JM ZONTA

YANG TSE


El segundo río en longitud
le habla al segundo río en caudal:
Si nos uniéramos
destronaríamos al Río Amarillo,
dejaríamos de ser secundarios
y cobraríamos peaje a los viajeros.
–Pero ya no seríamos tú ni yo, sino otro río distinto.
Con nuestra fuerza inundaríamos Shichuan
y gobernaríamos a través de los peces rojos.
–Pero ya no tendríamos remansos para la Luna
ni el afecto de los afluentes que nos regalan juncos,
seríamos conquistadores.
Veo que no tienes afanes de grandeza.
–Empujo las barcas
y abastezco pescadores,
tal vez allí también hay grandeza


Y LA HOJA EN EL VIENTO


Descubrir el instante en que el campesino
entrega al viento la llave de la cosecha,
revelar la sed de la gota
que causa el desbordamiento,
no delatar la luciérnaga que engaña
al sabio que cree descubrir una estrella.
Trabajo fino como de arena, señorita Lu:
elegir el junco que detiene la tormenta.
¿Es esa la delicadeza con que me estremeces,
señorita Lu?
¿A ese poder estoy expuesto?
¿Un papel amarillo vacío arde igual que un poema?

¿Ese misterio vienes a resolver?

4 comentarios:

  1. Esos poemas son norma de vida, Blanca. Yo también creo en la grandeza de empujar una barca, incluso en la de plantar una semilla o pasar la mirada por una hoja.
    A ese poder estamos expuestos, Lu(z) Blanca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Jesús, y qué verdad. Por eso decía Teresa de Cepeda que "Dios está entre los pucheros". Es la paradoja de la vida humana: en lo pequeño suele estar lo más grande. Y en lo más grande, lo más pequeño, lo miserable: la codicia, por ejemplo, o la ambición personal.
      Plantar una semilla es grandísimo: millones de vidas potenciales con un sólo gesto. Y pasar la mirada. Eso los físicos cuánticos lo saben muy bien. Y hasta la sabiduría popular lo sabe: "el ojo del amo..."
      Paso la mirada por tu escrito, María Jesús, deseando que todo lo bueno pose su mirada sobre ti cuando plantas tus semillas, cuado acaricias al maravilloso Cuco o cuando simplemente miras con tus ojos sabios cualquier cosa que sea.
      Un abrazo grande, maravillosa mujer.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias a ti, Xan, por visitar este blog y dejar un mensaje.

      Eliminar